Con ruedas de carbono EHE LYK 5.0

Share on facebook
Share on twitter
Con ruedas de carbono EHE LYK 5.0
Las ventajas de rodar con rines de carbono son tres: peso, aceleración y aerodinámica. Para los que salen a la ruta es un avance natural para mejorar sus tiempos y rendimiento. Probamos los EHE LYK 5.0 y estas son nuestra impresiones.

Por Ramón Arizmendi Casas y Alan Marín Luna

Para hacer nuestra comparativa de llantas usamos el mejor equipo disponible. La marca mexicana EHE Carbon Cycling nos facilitó un juego para realizar nuestras pruebas, y tras calzarlos con seis diferentes llantas, pudimos también conocer su rendimiento.

CIRCUITO LARGO

Los rines de fibra de carbono sin duda ruedan diferente, cambian la sensación general y de alguna manera se siente como si la bici fuera de una categoría superior. Con los LYK 5.0 acelerar es una delicia, pues su peso inferior a los de aluminio, el esfuerzo es menor al empujar las bielas, por lo que se puede llegar a una buena velocidad más rápido. 

El perfil aerodinámico ayuda a “ordenar” el viento que se opone al cruzar entre los radios, disminuyendo la resistencia. Al pasar por asfalto maltratado la sensación es de solidez y no se pierde contacto con el suelo. No tuvimos sensaciones raras y llega un momento en el que te olvidas de ellas y disfrutas más cada kilómetro.

CIRCUITO CORTO

La prueba de conducción se llevó a cabo en una superficie muy lisa y la sensación fue de una fricción mínima. Con menor peso en los aros debajo del centro de gravedad del ciclista, las fuerzas cinética y de rotación nos dieron una mayor maniobrabilidad y control en la prueba de slalom con conos. Con una respuesta más rápida, mejora mucho el cambio de dirección de la bici.

SUBIDA

Escalando es donde más se valoran sus cualidades, pues hay que empujar menos peso para desplazarnos y el ascenso se sufre menos.

BAJADA

Son una delicia, pues sus rodamientos de balero sellado reducen la fricción y se alcanza mayor velocidad.

FRENADA

Al frenado en seco se comportan bien, aunque la sensación es muy distinta. Las zapatas para este material se desgastan más rápido que las tradicionales para aluminio, por lo que es necesario estar al pendientes de estas.

Donde la diferencia  es considerable es en lluvia, pues el perfil de frenado del rin es muy liso y el agua entre el perfil y la zapata, actúa como lubricante y requiere más esfuerzo para detener la bici.

¿DEBERÍA COMPRARME UNOS RINES DE CARBONO?

Por supuesto, si tus intereses son deportivos. Si no, sería un desperdicio de dinero pues es mucha tecnología para ir a trabajar. Esta tecnología se desarrolla principalmente para entrenamiento y competencia, no para uso diario en calle.

LA FIBRA DE CARBONO ES...

Una fibra sintética constituida por filamentos de carbono que, combinada con resina epóxica, se convierte en un material muy duro y ligero. Puede tener casi cualquier forma y su resistencia al impacto y ligereza son superiores a la de casi cualquier metal, salvo el titanio. Es casi perfecta, si no fuera porque con con los años pierde rigidez y no es reciclable.