La evolución de los materiales para construir bicicletas

Share on facebook
Share on twitter
La evolución de los materiales para construir bicicletas

Los materiales con los que se construyen las bicicletas han cambiado durante muchos años, sin embargo, las tres características más buscadas son: ligereza, ductilidad y resistencia. La importancia de los materiales junto con estas características logran mejorar el desempeño del ciclista, con el objetivo de llegar más lejos con menos esfuerzo.

Madera/Bambú

Los primeros vehículos de dos ruedas fueron construidos con madera dada su abundancia, ligereza y facilidad de moldear. Con el tiempo, la humedad y el uso del material se desgastaba y tenía que sustituirse. Hoy en día el bambú sigue siendo utilizado en la construcción de cuadros por sus características de dureza, flexibilidad y resistencia, pero casi siempre acompañado de nuevas técnicas para su ensamble.

Acero

La aleación de hierro con carbono significó para la bicicleta la posibilidad de desarrollar piezas específicas. Sus propiedades de dureza y ductilidad permitieron mejorar los procesos de producción en masa y la sustitución de componentes específicos.

Cromolio

La aleación de acero con Cromo y Molibdeno resultó en un metal más ligero y resistente que el acero tradicional, sin embargo su proceso de soldado requiere de cuidados especiales. Hoy en día todavía se utiliza en la construcción de bicicletas y componentes de alto desgaste con excelentes resultados.

Aluminio

Su principal atractivo para la industria ciclista fue su ligereza y abundancia; otra de sus características importantes es la resistencia a la corrosión. Hoy en día se construyen más bicis con este material que nunca.

Titanio

Desarrollado para la industria aeronáutica, el titanio llegó a la bicicleta como la panacea de los metales, debido a su altísima resistencia y ligereza; sin embargo su alto costo y la aparición de nuevos materiales ha dejado de lado su uso, aunque seguiremos viendo piezas de este material durante muchos años más.

Fibra de carbono

Este polímero ha revolucionado la industria desde sus inicios, pues ha permitido desarrollar cuadros y componentes específicos con niveles de rigidez y ligereza superiores a los materiales sólidos usados anteriormente. Con la fibra de carbono es posible reforzar y dar forma a casi cualquier elemento de la bicicleta, por lo que el análisis de fuerzas y aerodinámica se han convertido en los pilares del diseño de estas máquinas.